El Ayuntamiento aumenta en 40.000 euros las ayudas sociales y crea una nueva para familias con menores a su cargo

El delegado municipal de Derechos Sociales, Álvaro Carreño, ha dado a conocer el programa de ayudas que se va a poner en marcha desde el Ayuntamiento y que tiene, como novedad, el hecho de que pase a ser gestionado por el propio Consistorio una vez disuelta la APALSED. El programa entra en vigor hoy con unas nuevas bases para la ayuda de emergencia social y se han creado unas nuevas destinadas a familias con menores. El concejal de esta área, Álvaro Carreño, ha informado que, si el pasado año estos programas contaron con un presupuesto de 233.500 euros, en este 2018 se ha aumentado hasta los 270.000 euros divididos en los programas de ayuda antes citados y para una serie de servicios como la teleasistencia, la cocina social o la ayuda a domicilio municipal.

Desglosando los datos se destinarán a ayudas a familias con menores 50.000 euros más una ayuda que se espera desde la Junta de Andalucía de otros 40.000 euros. Al programa de ayudas de emergencia social serán 80.000 euros los previstos. En total 130.000 euros, unos 40.000 más que en el pasado ejercicio. En cuanto a los servicios relacionados con ayudas sociales el dinero destinado será de 140.000 euros.

Carreño ha aclarado que los usuarios de esas ayudas apenas van a notar cambios a la hora de tramitarlas o recibirlas, aunque ahora sí están publicadas y reguladas en un ejercicio de transparencia, aportando toda la información necesaria. Ha añadido que existen diferentes aspectos que pueden ser objeto de ayuda municipal como el alquiler que se puede subvencionar al 50% con el usuario hasta un máximo de cuatro meses hasta ahora, punto que se aumenta ahora a los seis meses, siempre que no coincidan con los primeros meses del año. Ocurre lo mismo en la ayuda al pago de suministro eléctrico, con un tope máximo de cien euros por mes. En relación con las ayudas en el pago del servicio de agua, al ser solo cuatro recibos al año y ser del ámbito municipal, podrán pagarse todos los recibos de una familia, pero con límites económicos dependiendo de la situación, de entre los 40 o 60 euros. Todas estas ayudas se añaden otras como el coste de los pañales de niños hasta un año de familias con menores recursos, siempre que se cumplan los requisitos.

Una novedad importante será la posibilidad de que las familias que tengan menores a su cargo puedan recibir una ayuda económica de manera periódica, si así lo determinan los servicios sociales municipales, algo que ya obtienen en el caso de diferentes recibos pero que ahora se contempla sin que esté condicionada a mensualidades y sería un complemento a otras rentas que sean insuficientes para los gastos vitales de estas familias. Será una ayuda de seis meses, prorrogables a los otros seis meses del año.