La DGT señala la carretera que une Ronda y San Pedro como una de las más peligrosas de la provincia

La Dirección General de Tráfico señala la carretera que une Ronda con San Pedro de Alcántara como una de las más peligrosas de la provincia tras los dos últimos fallecidos que se han registrado en ella durante el último año.

Hablamos de la A-397, el principal nexo de unión entre nuestra ciudad y la Costa del Sol por donde pasan a diario más de 5 mil vehículos. Sus 45 kilómetros concentran 365 curvas, lo que supone, de media, ocho curvas en cada kilómetro.

Es un dato obtenido a través del último estudio elaborado por la DGT donde se eleva a treinta el número de «puntos negros» en la provincia y vuelve a señalar el Valle del Guadalhorce y la Serranía de Ronda como las zonas con mayor concentración de tramos peligrosos. La siniestralidad ha vuelto a incrementarse. El último año ha terminado con 31 fallecidos en las carreteras de la provincia.

Otra de las vías más peligrosas y donde se han producido más muertes es la A-357 entre Cártama-Ardales, la carretera que tienen que atravesar los vecinos de la Serranía para llegar hasta la capital malagueña. Oficialmente, el organismo estatal señala que el repunte de tramos peligrosos y aumento de los accidentes es consecuencia del aumento de la circulación tras los años de crisis. No piensan lo mismo desde la plataforma Stop Accidentes.

María Ángeles Vergara es la presidenta de este colectivo de ayuda a las familias de las víctimas y heridos en siniestros.

 

El Valle del Guadalhorce se lleva la peor parte de este estudio sumando nueve de la treintena de tramos que concentran el mayor número de accidentes de tráfico en la provincia. Este año, la provincia ya suma cinco personas fallecidos en las carreteras de Málaga.