Los ciudadanos podrán decidir a que se destinarán 50.000 euros del Presupuesto Municipal

La delegación de Economía del Ayuntamiento ha anunciado la puesta en marcha de una experiencia piloto de presupuestos participativos en la ciudad. El concejal, Álvaro Carreño, ha explicado que se trata de una herramienta por la que los vecinos y vecinas de Ronda van a decidir el destino de una cantidad de dinero que se incluirá en los presupuestos municipales del próximo año.

En total serán 50.000 euros que se invertirán en lo que decidan los ciudadanos y se repartirán en 40.000 euros para inversiones, 5.000 euros para actividades culturales y otros 5.000 para actividades de juventud. Carreño explicó que es una cantidad modesta, pero pretende poner en marcha esta iniciativa con la intención de saber si se trata de un proyecto que cuente con el favor de los rondeños y rondeñas. De esta manera, una vez recibidas las propuestas ciudadanas y elegidas las que se consideren más idóneas para llevarlas a cabo, el equipo de Gobierno adquirirá el compromiso de ponerlas en marcha en 2018.

El delegado ha recordado que la decisión total y absoluta la tendrá la gente basándose en diversos principios donde cada persona podrá tener un voto, se habilitarán espacios donde los ciudadanos debatan sobre las diferentes propuestas que serán vinculantes, serán inclusivos al contar con colectivos que han sido excluidos en la toma de decisiones de forma habitual y será un proceso transparente al hacerse pública toda la información que se vaya produciendo, existiendo un control social en todas las fases.

Carreño ha señalado que la participación estará abierto a todos los ciudadanos a partir de los 14 años, al existir una partida económica destinada a acciones de juventud, con la intención de que todos los vecinos que lo deseen tengan voz en este proceso. Se podrá participar en estos presupuestos participativos acudiendo a las asambleas que se van a realizar en diversos puntos de la ciudad con propuestas generales, de cultura y juventud y donde serán los propios participantes los que las valoren para priorizar varias propuestas populares por cada sector que después serán votadas. Habrá asambleas desde junio a septiembre en la Dehesa, la zona centro, el barrio de San Francisco, San Rafael, La Cimada, Los Prados, San Cristóbal y la Indiana, además de una específica dedicada a los proyectos de juventud.

Tras las asambleas se creará un grupo de voluntarios que se encargará del seguimiento del procedimiento y su difusión. En diciembre cada persona mayor de 14 años residente en la ciudad, podrán votar las propuestas que consideren más idóneas para la ciudad en urnas que se situarán en las barriadas.

Habrá un paso intermedio que será el estudio de la viabilidad económica, técnica y competencial, un filtro por el que los técnicos del Ayuntamiento analizarán si las propuestas presentadas so n viables en estos aspectos, retirándose las que no sean posibles de realizar por alguno de esos motivos, proceso que también tendrá un seguimiento ciudadano. El concejal ha señalado que en este proyecto piloto están implicadas las delegaciones municipales de Juventud, Cultura, Obras, Participación Ciudadana y Economía.

En cuanto a los plazos, hasta septiembre se abrirá el proceso de recogida de propuestas y realización de asambleas. Entre octubre y noviembre se realizará el proceso de estudio de viabilidad para que los técnicos vean que propuestas son realizables. En diciembre se realizará la votación de las acciones que se deberán llevar a cabo el próximo año, “esperamos que tenga buena aceptación entre la gente y los representantes políticos y pueda ser una nueva herramienta de democracia directa para este y posteriores gobiernos”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
- Enter Your Location -
- or -