Los hospitales malagueños ponen en marcha el protocolo de atención a víctimas de agresión sexual

Los hospitales públicos de Málaga han iniciado la puesta en marcha de un protocolo de atención sanitaria a víctimas de agresión sexual que incluye la detección de sustancias por ‘sumisión química’. Así lo ha anunciado hoy el delegado del Gobierno, José Luis Ruiz Espejo, que junto a la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González de la Torre, la directora general de Violencia de Género, María de los Ángeles Sepúlveda, la médico adjunta del Servicio de Urgencias del Hospital Costa del Sol, Carmen Agüera Urbano, y el director del Instituto Médico Legal de Málaga, José María Caba, na presentado el primer protocolo provincial de atención a víctimas de agresión sexual.

Este documento incluye como novedades, por una parte, la coordinación de actuaciones clínica y forense que hay que llevar a cabo ante una agresión sexual minimizando el número de exploraciones a las que pudiera someterse a las mujeres víctimas de este delito y; por otra, la toma de muestras orientada a la detección de sustancias de ‘sumisión química’ que facilitan las agresiones sexuales.

Este documento denominado ‘Procedimiento de Coordinación Provincial de Actuaciones en Agresiones Sexuales’ ha sido coordinado durante su elaboración por el secretario general de Servicios Periféricos de la Consejería de Salud, Juan Monedero, y por un grupo formado por, además de Carmen Agüera Urbano, por responsables médicos de los seis hospitales de la provincia, así como del Instituto Médico Legal de Málaga. Además, también se ha contado con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el 112.

Este protocolo va dirigido fundamentalmente a la actuación en la atención a mujeres de 14 años o mayores, víctimas de agresiones sexuales y/o abusos sexuales con contacto corporal (aunque es extensible a otras formas de violencia sexual ejercidas sobre varones y/o menores) por considerar que precisan de una intervención específica y /o urgente por parte de los servicios sanitarios, así como de una estrecha coordinación con el estamento judicial, ya que es un delito que va a requerir de la actuación pericial del médico/a forense

El procedimiento anunciado marca las pautas a seguir por parte de los profesionales sobre el abordaje conjunto clínico y forense de la mujer estableciendo una secuencia de actuaciones en cuanto a la exploración y la toma de muestras. Además, incluye aspectos a tener en cuenta en la entrevista clínica con la mujer agredida, de forma que se pueda recoger información que sea relevante en la investigación judicial y se insiste en la correcta elaboración del informe clínico, cómo llevar a cabo el parte judicial y la importancia de la correcta elaboración de la cadena de custodia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *