Los vecinos de la zona sur abandonan el pleno indignados y Paqui González pide respeto

La regulación del tráfico por el Puente Nuevo volvió a centrar la atención, una vez más, de una de las peores sesiones plenarias que se recuerdan. Primero por lo insípido de la mayoría de los puntos que compusieron el orden del día y segundo, por las continuas confrontaciones, interrupciones y rifirrafes políticos que surgieron en todos los asuntos a debatir.

Como era de esperar, la tensión se incrementó notablemente cuando se puso encima de la mesa la moción de impulso que presentaba el Partido Popular pidiendo al equipo de Gobierno que eliminase la medida que mantiene en pie de guerra a los vecinos de la zona sur de la ciudad con el equipo de Gobierno.

A petición de la Plataforma de Afectados, los populares llevaron al pleno esta propuesta asegurando que «el tripartito ha creado un problema sin precedentes en la ciudad tomando una decisión imperativa y unilateral que lo único que hace es marginar la zona». La concejal Mari Carmen Martínez, que se encargó de exponer la moción, el documento insistía en que se ha mermado la calidad de vida de estos vecinos así como también la actividad comercial del barrio San Francisco y calle Armiñán.

Tras la popular, llegaba el turno de Paqui González que defendió la propuesta asegurando que se ha escuchado a todos los componentes de la Mesa de trabajo creada para planificar el Plan de Movilidad Sostenible en el casco histórico. Tras varias interrupciones, y cuando la concejal de Izquierda Unida explicaba una actuación de los representantes de la plataforma de afectados comenzó a subir excesivamente la temperatura en el salón de plenos del Ayuntamiento hasta el punto que la alcaldesa, Teresa Valdenebro, tuvo que pedir a la Policía Local que desalojase la sala después de que los vecinos, indignados con las palabras de la responsable de Tráfico, decidiesen marcharse de la sala mostrando su desacuerdo con lo que estaban oyendo.

Tras este desagradable momento la situación se relajó aunque como decimos no faltaron los reproches entre los diferentes miembros del equipo de Gobierno y el PP, principalmente. El asunto volvió a reabrirse en el apartado de Ruegos y Preguntas cuando de nuevo Mari Carmen Martínez calificaba de “lamentable” lo que había ocurrido. La popular hablaba de agresividad verbal por parte del tripartito y decía que los vecinos no merecen ese trato.

Por su parte, Jesús Vázquez, pedía el regreso a la cordialidad para evitar situaciones como las acaecidas en la noche de ayer y después la respuesta de algunos componentes del equipo de Gobierno. La andalucista Isabel Barriga anunció su retirada si en el futuro se vuelve a repetir algo similiar. La alcaldesa tildaba la actuación de los vecinos presentes de «agresivas, algo que jamás tolerará”, decía textualmente.

Al margen de las disputas se aprobó iniciar los trámites para que ‘Ronda Romántica’ sea declarada de Interés Turístico Andaluz por parte de la Junta de Andalucía. También la subvención del Ayuntamiento para que no se incremente la factura del agua y varias mociones en apoyo a la mujer aprovechando que el próximo 8 de marzo se celebra el día Internacional de la misma.

También se mostró el apoyo de la Corporación a la equiparación de los sueldos de todos los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del país.

 

Paqui González pide respeto

Después del tenso pleno vivido en la tarde de ayer, esta mañana la edil de Tráfico y Movilidad ha querido explicar los motivos por los que se rechazó la moción impulsada por el Partido Popular.

Paqui González ha ido leyendo la moción que presentaban anoche los populares y detallando porque no se aprobó. Entre otras cuestiones, la edil ha asegurado que la mayoría de miembros pertenecientes al Grupo de Trabajo de Movilidad Sostenible respaldaban la regulación del tráfico, salvo la Asociación de Vecinos del barrio San Francisco.

La concejal de Izquierda Unida asegura que no se pueden valorar las consecuencias económicas después del primer mes de la implantación de la medida. Y ha calificado la actuación vecinal de anoche de “pataleta” ya que, dice la edil, no tienen argumentos para debatir la situación.  González ha pedido respeto hacia su persona ya que asegura que ayer se sintió atacada y menospreciada por algunos comentarios que se escuchaban entre los ciudadanos que asistieron al pleno.

Por último González ha insistido en que su último deseo es perjudicar a ningún vecino. Se trata, dice la concejal, de mirar por el bien común de todos, es decir, de proteger el Patrimonio.

 

Bendodo ya tiene la solicitud

En su comparecencia ante los medios, González ha estado acompañada por el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez, quién ha informado acerca de la solicitud del Ayuntamiento a la Diputación de Málaga para que esta se haga cargo del proyecto del vial alternativo por el denominado “Arroyo de las culebras”. El concejal dice que el presidente del ente provincial ya debe haber recibido la petición formal. Márquez espera recibir una contestación favorable lo antes posible ya que, ha vuelto a remarcar, «el equipo de Gobierno nunca se ha opuesto a la creación de la vía alternativa».