Mari Paz Aguilar toma posesión como nueva concejala del Ayuntamiento de Ronda

A falta de pocos minutos para la media noche concluía el pleno ordinario del mes de septiembre donde lo más destacado de la sesión tenía lugar al comienzo del mismo. Mari Paz Aguilar aceptaba sus responsabilidades municipales entre los aplausos de sus compañeros. La nueva concejala socialista sustituye en el puesto a José María Jiménez después de que el pasado mes de agosto presentase su dimisión.

Tras esto se aprobó la recuperación de dos nuevos caminos públicos en los que tanto Partido Popular como Alianza Por Ronda se han abstenido.

A medida que avanzaba la sesión se iba incrementando la tensión entre, sobre todo, PP y PSOE. El primer rifirrafe significativo llegaba en el punto número ocho donde se debatía dar el visto bueno a reconocer un gasto que se produjo fuera del proyecto inicial en unas obras encargadas por el gobierno en minoría de Mari Paz Fernández para instalar la escuela de enfermería en las dependencias del antiguo OALFPE. APR ha dudado de la legalidad del proyecto, el PSOE ha dicho que fue una pena acabar con el Centro Integral de Empleo y lo ha achacado el afán de querer inaugurar un edificio por parte de los populares. El PP por su parte, ha mantenido que el proyecto es correcto en todos los sentidos y ha culpado a la Junta de Andalucía de eliminar todos los cursos formativos que allí se impartían dejando sin contenido las dependencias.

El punto fue aprobado con el voto negativo de APR, el favorable del PP y la conjunta abstención del tripartito.

Más adelante se puso encima de la mesa que Ronda se incluyese en la Asociación Grupo Desarrollo Rural Sierra de la Nieves. A Alianza por Ronda no le ha convencido la idea después de lo vivido con el desaparecido CEDER. El Partido Popular, que ha votado a favor de la propuesta, ha lamentado no tener un GDR propio culpando de esto a los socialistas y por su parte para el tripartito cualquier posibilidad de llegada de inversiones es positiva por lo que han respaldado la propuesta.

Al margen de las constantes confrontaciones políticas, la Corporación Municipal logró ponerse de acuerdo de manera unánime en tres cuestiones. Ceder durante los próximos 10 años a Cáritas el local donde actualmente realiza su labor, aprobar el pago de alrededor de 9.000 euros a Endesa por diferentes facturas pendientes y aceptar el nombramiento de Antonio Ríos Rosas como hijo predilecto de la ciudad.