El pleno da luz verde a la creación de un nuevo supermercado en la Cruz de San Jorge

El Ayuntamiento ha impulsado la creación de un nuevo centro comercial en la zona de la Cruz de San Jorge después de que la Corporación Municipal de manera unánime haya dado el visto bueno a la modificación urbanística necesaria para reducir el número de viviendas que en un principio se habían programado construir para crear una zona de uso comercial de unos 2.500 metros cuadrados.

No es habitual que todos los grupos municipales se pongan de acuerdo en algo y esta iniciativa lo ha conseguido. Eso sí, no ha faltado en este punto algún que otro recadito y reproche político entre el Partido Popular y el PSOE.

El edil de Urbanismo, Francisco Márquez, ha querido dejar claro que el procedimiento se encuentra en los primeros pasos por lo que la instauración del supermercado no será efectiva “de la noche a la mañana”. APR se ha mostrado favorable la iniciativa.

El portavoz del PP rondeño, Antonio Arenas, recriminaba a los socialistas que no hubieran votado favorablemente el proyecto en 2013 cuando se elevó por primera vez al pleno y ha hablado del excesivo autobombo, que según él, se le está dando a este asunto. La alcaldesa le respondía tirando igualmente de declaraciones pasadas de la líder popular, Mari Paz Fernández.

Por otro lado, de nuevo los vecinos de la zona sur de la ciudad volvieron a presentarse en el salón de plenos para pedir al equipo de Gobierno que dé marcha atrás con la medida de regulación del tráfico por el Puente Nuevo.

Hasta cuatro vecinos, además de los representantes de la plataforma creada para protestar por la situación y de la Asociación de Vecinos del barrio San Francisco, tomaron la palabra para exponer los perjuicios que aseguran estar sufriendo.

Hay que destacar el gesto que tuvo Juan Manuel Ayala, el presidente del colectivo vecinal, quién reconoció que en la última sesión plenaria se enervó demasiado. Por ello, ha pedido disculpas. Un gesto que le honra.

También Ayala planteó diferentes cuestiones a la concejal de Tráfico para que fueran respondidas pero de poco parecieron valer las peticiones y declaraciones de los vecinos ya que una vez finalizadas sus intervenciones, la alcaldesa daba por finalizada la sesión, sin ofrecer respuesta alguna.

Ante esto los alrededor de 70 vecinos se negaron a marcharse y permanecieron durante unos minutos en la sala dedicando unos irónicos aplausos a los concejales mientras iban abandonando el salón de plenos.

En otro orden de cosas, el pleno aprobó también la implantación de la denominada ‘Tarifa 0’ por la cual seis colectivos sociales de la ciudad dispondrán de un número limitado de metros cúbicos de agua sin tener que abonar la factura del suministro. Se aprobó la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento y por ende, de la plantilla municipal, entre otras cuestiones.

También se aprobó una moción institucional de apoyo a los autónomos donde se instaba a la Junta de Andalucía a aplicar las mismas bonificaciones que ejecuta el Gobierno. La propuesta presentada por el PP fue aprobada aunque son con los votos favorables de los cinco concejales populares. El resto de la Corporación se abstuvo.