El propietario de la Casa del Rey Moro niega que el inmueble esté en malas condiciones

El propietario de la Casa del Rey Moro desmiente al Ayuntamiento de Ronda afirmando que desconoce la existencia del expediente abierto por el equipo de Gobierno en relación al mal estado en el que se encuentra el inmueble. Jochen Knie asegura que de momento no ha llegado a sus manos tal notificación y que la única información que tiene al respecto es la que han podido obtener a través de los medios de comunicación. Tampoco tienen constancia desde la dirección de este importante inmueble rondeño de la visita de técnicos y arqueólogos municipales como también anunciaba ayer mismo el concejal de obras y urbanismo, Francisco Márquez. Esta falta de información del propietario contrasta con la de algunos trabajadores que afirman haber recibido noticias sobre el posible cierre de la actividad.

Lo que sí ha confirmado Knie es la denuncia interpuesta por un antiguo arrendatario el pasado 25 de enero pero ha matizado que esta persona fue despedida justo antes de llevar a cabo dicha denuncia. A consecuencia de esto, los responsables del emblemático edificio han encargado un estudio externo que, según su propietario, ha verificado la seguridad en el edificio.

A pesar de estos resultados, lo cierto es que hace unas semanas, durante los peores días de viento y lluvia que nos dejó el temporal, se tuvieron que restringir las visitas para evitar problemas de seguridad.

 

Visita de arquitectos y arqueólogos

Precisamente, esta mañana prestigioso equipo de expertos en arqueología y arquitectura de la Universidad de Sevilla han visitado tanto la Casa como la Mina del Rey Moro para poner en marcha un nuevo proyecto de investigación sobre sus orígenes y su historia. Según su propietario, los resultados de este estudio ayudarían a poner en valor este inmueble rondeña y aumentar su interés tanto a nivel patrimonial como su puesta en valor dado que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC).

Una de las ideas que se pretenden llevar a cabo una vez que finalice el estudio, es su conversión en una especie de museo  para mejorar la experiencia de los visitantes. No obstante, el objetivo final del propietario sigue siendo convertir la Casa del Rey Moro en un hotel; algo para lo que tendrán que seguir esperando, al menos, hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre la demanda contra el Ayuntamiento de Ronda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *